Aproximación a la construcción de teorías en la infancia como factor clave en el desarrollo del pensamiento científico

“Sostendremos la hipótesis de que los niños pequeños van construyendo teorías explicativas de la realidad de un modo similar al que utilizan los científicos”

Francesco Tonucci

A manera de Introducción

Desde sus primeros días de vida los niños desarrollan creencias acerca de las cosas que pasan a su alrededor. Como individuo el niño comienza a integrarse a un mundo que despierta sus inquietudes, dudas, incógnitas, preguntas, en fin su curiosidad.

En este sentido, el niño comienza la exploración de su mundo siendo un bebé, que por sus características de desarrollo va a empezar con acciones tales como: gatear,  caminar, caerse, golpearse ante sus intentos por explorar todo lo que le rodea.

Dicha exploración de su entorno, ayuda a que el niño establezca expectativas que le permiten comenzar a anticipar hechos y hacer predicciones. Evidentemente, al inicio éstas resultarán ser algo aisladas e independientes unas de las otras, no obstante, con el tiempo,  todas las experiencias acumuladas por el niño estimulan y amplían sus competencias como sujeto cognoscente,  para elaborar un conjunto de creencias acerca de muchos fenómenos que ocurren a su alrededor. (Piaget, 1980).

Adicionalmente, en los diversos entornos en los cuales el niño se desenvuelve y a la par de sus distintas interacciones en estos, comienza a desarrollar dos habilidades importantes y muy necesarias en lo que respecta a la construcción espontánea de sus teorías personales acerca del mundo:

  1. La reflexión: En esta habilidad el niño pone en juego sus variables cognitivas
  2. La Formulación de hipótesis: Elaboración de explicaciones sobre lo que pasa en el mundo y que requiere de la reflexión sobre lo que experimenta, observa, conoce y otras habilidades cognitivas.

Dichas habilidades cognitivas son puestas en práctica por el niño constantemente en su búsqueda de comprender su entorno, así que comienza a elaborar sus propios esquemas mentales o prenociones y así va configurando sus teorías acerca de cómo funciona el mundo y a su vez comienza a dar explicaciones acerca de los eventos y situaciones que vive.

El niño, un pequeño constructor de teorías…

“Las teorías científicas no son algo absolutamente extraño a nuestras propias experiencias cotidianas en cuyas estructuras cognitivas encontramos el germen de las mismas estructuras de la ciencia”

José Padrón-Guillén

       Para que el niño pueda comprender su entorno comienza a elaborar sus propios esquemas mentales y progresivamente va construyendo su conocimiento,  a través de distintas experiencias vividas en su cotidianidad encuentra diversas oportunidades para comenzar a ser un pequeño constructor de teorías.

En este sentido, Padrón-Guillén (1994) plantea que la construcción de teorías forma  parte de las experiencias cotidianas del ser humano y coincide esta afirmación con lo expresado por Tonucci (1995), quien afirma que los niños desde pequeños van construyendo teorías explicativas de la realidad que viven y conocen, de un modo similar al que utilizan los científicos.

La construcción de teorías en la infancia se fundamenta en el uso de la reflexión sobre lo que el niño observa activamente a su alrededor, y en el uso de sus habilidades cognitivas, especialmente las referidas a  la elaboración de hipótesis y explicaciones que formulan los pequeños desde muy temprana edad.

En ese proceso creativo, el niño formula hipótesis, de lo que él considera que sucede a su alrededor, sus fuentes, causas y  la variedad de posibilidades con que se encuentra en la resolución de un problema y en buscar explicaciones. Evidentemente, estas habilidades van ligadas, no se podría hablar de una hipótesis sin una elaboración de explicaciones de lo que el niño observa, experimenta o conoce,  ya que es un proceso mental progresivo que permite que poco a poco el pequeño comprenda las cosas que suceden a su alrededor.

Otro elemento importante, en el proceso de construcción de teorías en la infancia, lo determina la curiosidad, que para Padrón-Guillén (1994), esta característica es una de las cualidades más importante de todo investigador,  y en el caso específico del niño, ésta representa un rasgo determinante y emblemático de la niñez y es el punto de partida para los descubrimientos que el niño hará en su proceso de exploración del mundo.

Aunado a lo anterior, Johnson (s/f) considera que la curiosidad es también una de las características certeras y permanentes de un intelecto vigoroso, ya que esta es uno de los factores  cognitivos más importantes que se asocia con el deseo de aprender acerca de algo.

Evidentemente, que para entender las acciones cotidiana del niño, se debe comprender como funciona la curiosidad y así poder plantear las mediaciones que estimulen la producción del conocimiento infantil.

En consonancia con Padrón-Guillén (1994) y Johnson (s/f), Dewey (1989), plantea que la curiosidad es un proceso orgánico natural de examinación del entorno, el cual puede avanzar hacia una etapa intelectual gracias a su constante estímulo y con la interacción social.

Por lo antes expuesto, la curiosidad puede ser entendida como un proceso cognitivo que se inicia como un impulso natural del sujeto cognoscente, al interactuar con su entorno y por cuestionarse frente a este y explorarlo.

En este sentido, se considera que lo ideal, es que la curiosidad debidamente fomentada pueda transformarse de un impulso a una característica permanente en el individuo, lo cual permitirá,  tal como lo afirma Padrón-Guillén (1994) que se convierta en esa cualidad fundamental para quien investiga.

Por su parte, Barrón (1991) plantea la curiosidad como un ciclo que comienza con la observación y lleva hacia la formulación de preguntas, contempla la indagación, el hallazgo de las respuestas a las interrogantes planteadas y cierra con la transferencia del conocimiento adquirido al contexto cotidiano.

Asimismo, la curiosidad tiene una íntima relación con el aprendizaje y con el “pensar científico” ya que a través del descubrimiento el niño juega un papel activo en la construcción del conocimiento del mundo. (Barrón, 1991).

Para comprender mejor la curiosidad infantil y su rol en la construcción de teorías en la infancia, se deben conocer sus propiedades, las cuales son planteadas por Charlesworth (1964) de la siguiente manera: a) novedad, b) complejidad, c) incongruencia y d) sorpresa. Estos rasgos propician en el niño un conflicto cognitivo,  que viene a representar la percepción de una variación de lo que el sujeto cognoscente tiene por conocido o habitual y que le produce el impulso por investigar y cuestionar lo nuevo.

En el proceso de construcción de teorías, el niño hace uso de su curiosidad como una cualidad de la que se vale para conocer y entender todo lo que sucede a su alrededor. Se pueden destacar cuatro tipos de curiosidad infantil:

  1. Perceptual: Pertenece al comportamiento exploratorio y se genera por los estímulos externos
  2. Epistémica: Se manifiesta en la búsqueda del conocimiento y se suscita por los enigmas y vacíos conceptuales.
  3. Específica: Se refiere a la búsqueda de conocimiento sobre algo determinado.
  4. Diversa: Se refiere a la búsqueda de contacto con numerosas experiencias para enriquecer el conocimiento.

Cuando el niño construye sus teorías partiendo desde su curiosidad, va a seguir algunos indicadores típicos de cualquier investigador o científico, algunos de estos son:

  1. Reacciona positivamente ante estímulos novedosos, misteriosos o incongruentes de su entorno.
  2. Expresa la necesidad o deseo de saber más acerca de sí mismo o de su entorno mediante afirmaciones, hipótesis o preguntas.
  3. Examina su entorno, en busca de nuevas experiencias (experimentación)
  4. Es persistente en la examinación y exploración de los estímulos, con el propósito de conocer más acerca de los mismos.

Otro aspecto, vinculado con la curiosidad y que le permite al niño construir sus teorías acerca del mundo que le rodea, son las preguntas que se inician con la aparición del lenguaje. De acuerdo con Piaget (1980), la edad entre los tres y seis años es conocida como la edad de las preguntas. El niño lo interroga y lo cuestiona todo y a su vez encuentra en las preguntas un maravilloso vehículo para el desarrollo de su pensamiento.

Es importante señalar,  que con las preguntas los niños establecen comunicación e interacción con los adultos, aprenden y configuran su lenguaje, piensan, juegan, reflexionan, se acercan y conocen el mundo que les rodea.

Según  Gadamer (1998), preguntar es pensar, por lo que se deduce que alguien que pregunta, es alguien que desea saber, por lo que los niños ávidos de conocimiento quieren saber, por ello  la pregunta contribuye y permite que el niño ubique y reubique aquellos asuntos que están muy claros para ellos.  Asimismo, de acuerdo con Vygotsky,  las preguntas son muy importantes para que el niño logre y consolide la arquitectura y andamiaje de su conocimiento acerca del mundo.

De acuerdo con  Piaget (1980), mediante las preguntas infantiles el niño construye sus teorías y conceptos acerca del mundo, centrándose inicialmente en la comprensión de los fenómenos naturales, tales como: el movimiento de las nubes, del día y de la noche, de la aparición del sol y de la luna e incluso del concepto de la vida. En este sentido, los niños pequeños al construir conocimiento recurren a su experiencia y observaciones personales. Es frecuente el calificativo intuitivo de su pensamiento, debido a su razonamiento se basa en experiencias inmediatas.

Evidentemente, la construcción de teorías en la infancia debe ser apoyada mediante acciones, que pueden ser propuestas desde el contexto educativo donde se desenvuelve el niño, las mismas deben promover los siguientes aspectos, según Tonucci (1995):

  • Habilidades básicas: Actividades que incluyan utensilios que apoyan la investigación científica.
  • Tareas de observación: Que estimulen la observación atenta, clasificación de objetos y eventos de diferentes maneras, que motiven usar el conocimiento que el niño posee y la comprensión de lo que están observando. Estas observaciones deben provocar preguntas y la iniciativa de querer investigar.
  • Demostraciones: Con el propósito de ilustrar un concepto o una habilidad específica.
  • Exploraciones: Brindan la oportunidad a los niños para interactuar con los objetos y materiales y  a su vez le den seguimiento a sus ideas y a sus preguntas.

En atención a estas habilidades en la infancia, de acuerdo con Nisbeth y Ross (1980) el niño se manifiesta  como un sujeto cognoscente que es  a su vez un intérprete activo de su entorno, capaz de resolver ambigüedades, hacer suposiciones, hacer inferencias, plantear asociaciones y capaz de establecer relaciones causa-efecto sobre objetos y eventos.

Si a estas características se contrastan con lo planteado por Kuhn (2001), que afirma que los sujetos cognoscentes son científicos intuitivos y comprenden el mundo mediante la construcción y constante revisión de modelos mentales, se puede entonces afirmar que el niño es capaz de anticipar teorías, distinguiendo las evidencias válidas de aquellas que no lo son, para lo cual dispone de un tipo de razonamiento muy particular, pero a la vez muy similar al de un científico.

Algunas consideraciones importantes en cuanto a la construcción de teorías en la infancia

                Es importante señalar que las teorías que construye el niño acerca del mundo, de acuerdo con lo expresado por Kelly (1991) son elásticas y aunque por las características de su pensamiento no son científicamente muy precisas, son significativas para él, ya que lo preparan para afrontar nuevas experiencias para aprender y para crecer.

Este mismo autor, plantea que las teorías construidas en la infancia tienen como fuente fundamental e inagotable a la imaginación y están profundamente matizadas por las emociones.

Por su parte Popper (1985) atribuye una gran relevancia a la observación selectiva en la construcción del conocimiento, en este sentido, el niño observa todo, sin embargo es selectivo, define un interés, un problema al momento de investigar algo, basándose en sus experiencias previas y prenociones.

De acuerdo con Campbell (1974) el conocimiento del niño se origina de sus expectativas e intereses, los cuales va ampliando y definiendo como parte del proceso de conjeturas, refutaciones, ensayo, error, observación y experimentación.

Asimismo, como ya se ha dicho anteriormente, la construcción de conocimiento en el niño involucra la elaboración de hipótesis que son revisadas constantemente por éste para descartar aquellas que no se adapten o ya no  le sean de utilidad.

Por su parte, el niño en el proceso de construcción de teorías utiliza un sistema empírico, basado en la experiencia, que le permite progresivamente ver evidencias confirmatorias de sus creencias acerca de algún aspecto que le interesa.

Un aspecto importante con respecto a las teorías infantiles es que al igual que las de los científicos, no son definitivas, están en constante revisión, refutación, reconstrucción y eventualmente pueden ser descartadas.

Finalmente, se puede estimar que las teorías del niño son su marco de referencia sobre el mundo y los eventos que le suceden, le permite producir nuevas ideas, nuevas hipótesis con un alto grado de elasticidad como para ser modificables, por lo que las maneja con un criterio intuitivo de relevancia temporal y tienen un particular carácter cognitivo.

Referencias                         

Barrón, A. (1991) Aprendizaje por descubrimiento: Análisis crítico y reconstrucción teórica. Salamanca. Edic. Universidad de Salamanca.

Campbell, D.T. (1974). Evolutionary epistemology. In P.A. Schlipp (Ed.), The philosophy of Karl Popper (pp. 413-463). La Salle, IL: Open Court.

Charlesworth, J (1964) Investigation and mantenance of curiosity behavior as a funtion of surprise versus novel and familiar stimuli child development.

Dewey, J. (1989) Cómo pensamos: Nueva exposición de la relación entre pensamiento y proceso educativo. Barcelona: Paidós.

José Padrón G. En Chacín, M. y Padrón, J. (1994): ¿Qué es “teoría”? Investigación y Docencia. Caracas: USR

Kelly, G (1991) La Psicología de las teorías personales. Londres: Edic. Rootledge.

Kuhn, T (2001) La estructura de las revoluciones científicas. México. D.F. Fondo de Cultura Económica.

Nisbett, R., and Ross, L. (1980). Human inference: Strategies and shortcomings of social judgement. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall.

Piaget, J, (1980) La representación del mundo en el niño. Madrid: Ediciones Morata

Popper, K (1985) La lógica de la investigación científica. Barcelona. Tecnos.

Tonucci, F (1995) el niño y la ciencia. Edit. Hogar del Libro. Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

 

La Epistemología como teoría del conocimiento científico

El investigador es un individuo dotado de por lo menos dos virtudes importantes: una es la capacidad crítica, es decir una especie de astucia o capacidad para conseguir errores, para detectar problemas, para ver contradicciones y una segunda virtud es la curiosidad”

José Padrón-Guillén

En esta tercera entrega, haré referencia a la visión del autor Padrón (2013) con respecto a la epistemología, como experto en esta área, el autor nos plantea que la investigación científica debe ser concebida como el proceso que tiene altos niveles de socialización o impacta a grandes colectividades, es altamente repetible, comunicable y especialmente posee altos niveles de fundamentación teórica.

Asimismo, Padrón considera que la epistemología debe ser concebida como una teoría, al igual que otras disciplinas como la biológica o la física, y en este caso esta viene a ser la teoría que estudia la producción del conocimiento científico.

En este sentido, para Padrón (2013) no existen mayores diferencias entre decir epistemología  y decir teoría de la producción del conocimiento científico.

Para este autor, todo investigador debe tener estas ideas básicas muy claras, entendiendo que la epistemología es una disciplina de carácter teórico y de proyecciones también teóricas, entonces tiene todo un campo, todo un correlato observacional de hechos, que está constituido por la historia de las investigaciones relacionadas con dichos eventos, y es donde se puede chequear si los modelos teóricos desarrollados en epistemología en realidad logran explicar los hechos que se pretenden abordar.

Desde este punto de partida, los procesos de investigación pueden ser vistos desde dos ángulos:

  1. Perspectiva diacrónica: Desde esta perspectiva se estudian los procesos de investigación segmentados en un momento dentro de toda su trayectoria de tiempo, es decir los procesos son vistos como hechos aislados y no sobre una línea del tiempo. Una de sus diferencias con la visión sincrónica, es que en este caso, al analizar las investigaciones desde lo diacrónico, se estudian grupos de investigadores, programas de investigación, porque en este tipo de estructura para cada trabajo individual de investigación, se requieren antecedentes, familia de investigadores a la que pertenece ese trabajo y a que programa podría inscribirse.
  2. Perspectiva sincrónica: Esta perspectiva estudia un trabajo de investigación o un grupo de trabajos ubicados en un mismo corte de tiempo, distinto a la perspectiva diacrónica que lo que analiza es una trayectoria supraindividual de trabajos, por ello Padrón (2013) insiste mucho en que la investigación, es un esfuerzo hecho por un individuo, que al final se inserta dentro de un grupo de investigadores con lo cual, deja de ser un trabajo de carácter individual para convertirse en uno supraindividual. Al respecto, Padrón refiere una frase con la cual coinciden Newton y Einstein al reconocer que sus méritos no son tales, puesto que sus méritos se deben a que se apoyan en los hombros de gigantes, es decir científicos o estudiosos que hicieron descubrimientos previos y que sirvieron de base a sus aportes posteriores a la comunidad del conocimiento.

En otro orden de ideas, Padrón (2013) afirma que cuando elaboramos algún tipo de trabajo de investigación, y comenzamos a realizarnos interrogantes con respecto a la temática o problema sobre el cual queremos investigar, lo que en realidad nos estamos preguntando es:

  • ¿En qué familia de investigadores me estoy ubicando?, y de acuerdo con esta familia de investigadores en la que nos ubiquemos, allí se estimarán las necesidades y emergerá la formulación del problema de investigación. La idea es que esta formulación nazca como una respuesta a dicha familia de investigadores y que por tanto permita que progrese en el tiempo de acuerdo a unas metas prefijadas en torno a los programa de investigación instituidos.

En torno a lo anterior, Padrón resalta el hecho de que ningún individuo que emprenda un estudio, escogerá una familia de investigadores que tenga un enfoque epistemológico diferente al que tiene o que sea contradictorio con su estilo de pensamiento.

Es importante señalar, que como investigadores siempre la tendencia va a ser elegir una familia de investigadores en función de nuestro propio estilo del pensamiento, de nuestras preferencias y conocimientos previos.

Es decir, la familia de investigadores mantiene nexos o relaciones de parentesco, de similitud e incluso de identidades con el propio investigador.

Estos planteamiento, son descritos por Padrón (2013) como un excelente argumento al momento de las defensas de tesis, en el que un investigador sea cuestionado por el jurado examinador en cuanto a la ausencia de citas de determinados autores en su trabajo de investigación, este autor afirma que en estos casos quien investiga tiene un excelente elemento para debatir con criterios pertinentes ante tal crítica o cuestionamiento.

Desde el punto de vista de la estructura sincrónica, Padrón resalta los componentes que la conforman:

  • Componente organizacional: Se ubica en el pequeño contexto donde se desarrolla la investigación, es decir la institución donde se realiza el estudio va a marcar ciertas pautas, tradiciones, cultura organizacional, por tanto una tesis de algún modo responde a las características de ese contexto. En algunos ámbitos universitarios pueden haber tradiciones en torno al uso de determinados enfoques que guiarán las investigaciones que allí se desarrollen.
  • Componente lógico-estructural: Este puede ser descrito mediante sus subcomponentes:

Empírico: Se refiere a lo descriptivo, lo observacional, de acá parte toda investigación, sin embargo,  cada enfoque epistemológico trabajan ese componente de acuerdo a sus propias convicciones, hay variaciones en el modo en que los investigadores manejan ese componente empírico de su investigación. Esta descripción ocurre de forma organizada y el investigador recurre a ciertas categorías para poder ordenar los hechos.

Teórico: Está conformado por dos vertientes: 1) los conocimientos previos, que se constituyen en las teorías de entrada de la investigación corresponden a teorías que están hechas y que el investigador utiliza para poder manejar el problema de investigación.2) Resultados teóricos de la investigación, si la misma es de carácter teórico, se obtiene un modelo teórico que busca explicar y resolver el problema de investigación planteado inicialmente, de tal manera que este aspecto genera las teorías de salida

  • Componente metodológico: Padrón, la plantea como una operación matemática que proyecta elementos del componente empírico en el componente teórico. Este componente se refleja en una serie de pasos y estrategias de tipo procedimental que permiten que los elementos observacionales consigan un correlato de carácter explicativo en el componente teórico.
  • Componente Textual: Es el recurso de tipo comunicativo que el investigador utiliza para presentar los resultados de su estudio, de allí se puede deducir fácilmente que es diferente hacer la investigación a nivel de la mente o el pensamiento y trabajarla y escribirla, esto último es algo que se realiza cuando ya se tiene todo el trabajo de investigación concluido.

Luego de todos estos planteamientos, Padrón (2013) afirma que los procesos de investigación pueden ser vistos diacrónica o sincrónicamente, ya que cuando se habla de este importante proceso, se entiende que también se genera un producto que permitirá el avance y crecimiento del conocimiento.

Consideraciones de cierre

            Al entender la epistemología como la teoría del conocimiento, Padrón (2013) presenta una manera muy sencilla de asumir esta disciplina como mayor claridad para lograr emprender exitosamente un proceso investigativo.

Para Padrón (2014) la epistemología es:

Una teoría del conocimiento científico que, igual que toda otra teoría, se esmera por producir modelos capaces de explicar cómo el investigador alcanza sus logros, cómo la ciencia avanza y como se pasa de un problema a una suposición de solución.

 

Aunado a lo anterior, el autor  aclara que la epistemología y su noción tiende a ser un trabajo que presenta una relativa dificultad a la vez que es también una labor intensa y extensa, porque involucra lidiar con las divergencias basadas en los distintos estilos de pensamiento.

No obstante, Padrón (2014) nos aporta un punto de partida interesante,  desde el cual como investigadores podemos iniciar con la libertad de hacer nuestros propios descubrimientos en cuanto a las tendencias que a manera personal podamos aceptar o asumir otras concepciones acerca de la epistemología al momento de investigar.

 

Referencias

Padrón. J . (2013) Video conferencias Epistemología, parte 3 en https://www.youtube.com/watch?v=zKoxPtUhoW0

Padrón, J (2014) ¿Qué es Epistemología?, tomado de Epistemología en DVD, Universidad del Zulia

 

 

 

 

¿Qué no son teorías? : Una mirada al cantinflerismo académico postmoderno

“La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos”

Albert Einstein

El autor venezolano José Padrón-Guillén (2006), plantea el cantinflerismo académico como una especie de modismo que emerge en la postmodernidad,  especialmente en el seno académico.

Padrón (2006), define el cantinflerismo como un truco consistente en juntar palabras impactantes y altisonantes sin significado alguno, que traducen una tautología o una trivialidad, siempre en función de lograr la admiración de los estudiantes y académicos ingenuos.

Evidentemente, el término “cantinflerismo” proviene del famoso actor cómico Cantinflas, quien según algunas versiones construye su nombre artístico de la expresión “cuanto inflas, cuánto logras”.

El cantinflerismo como truco está orientado a hacer ver algo que no es y es comúnmente usado para:

  • Superar situaciones incómodas
  • Mostrar que quien lo usa sabe mucho

En este orden de ideas, Padrón indica que el término se refiere a inflar el lenguaje y expresa que este cantinflerismo se caracteriza por una total ausencia de significados e ideas, donde prevalece un discurso lleno de palabras vacías.

Aunque según Padrón, podemos encontrar el uso de cantinflerismos en lo cotidiano, en la publicidad, en la política, se ha venido presentando con mucha fuerza su uso en el contexto académico, lo cual implica una preocupación para el autor puesto que los estudiantes y lectores ingenuamente quedan atrapados en lo que Padrón (2006), llama una estafa cognitiva dirigida intencionalmente al interlocutor para impactarlo, impresionarlo, saturarlo con palabras que no tienen ningún sentido.

Desafortunadamente, es cada vez más frecuente encontrar autores y académicos que escriben de una forma tan complicada que no se entiende nada, y estima Padrón que el agravante está en que el lector o el oyente, se quede con la idea errada de que estos autores son personas que saben mucho y no se les puede contradecir y está prácticamente prohibido decir: “no entiendo”, es lamentable como este tipo de académicos logra aumentar su propio prestigio a raíz de eso.

Ante tan abrumador discurso, el interlocutor ingenuo, queda perplejo y suele quedarse callado sin entender nada,  pero en muchos de los casos no dice que no entiende por no quedar o parecer ignorante ante un tema.

Es importante señalar, que dichos autores o académicos, escriben trivialidades que al redactarlas con un lenguaje complicado, se disfraza de pensamiento profundo, en este caso hay un ejemplo claro de un autor al que Padrón menciona como una gran publicista, y que ha ganado prestigio por la enredada forma en la cual escribe, este es Edgar Morín, cuya obra es muy rica en cantinflerismo.

            La obra de Morín se muestra como un compendio de adornadas trivialidades, dichas con grandes palabras que se disfrazan de complejidad.

            Evidentemente, el cantinflerismo de fondo maneja trivialidades, algunos autores que lo utilizan tienden a realizar inversión de los términos de las frases para lograr mayor impacto en quien las lee, algunos ejemplos son:

  • “El hombre es ese animal loco cuya locura ha inventado la razón”. (E. Morín)
  • “No nos pusimos de acuerdo porque encontramos la verdad; encontramos la verdad cuando nos pusimos de acuerdo” (G, Vattimo)
  • “Un hombre es lo que hace con lo que hicieron de él” (Sartre)
  • “El hombre es aquel ser cuyo ser es no-ser” (S. de Beauvoir)

Como se aprecia en los ejemplos anteriores, los autores expresan trivialidades que dichas en forma adornada, aderezada con grandes palabras, pareciera estar revestida de una gran profundidad académica.

Asimismo, para Padrón (2006) Haidegger es uno de los padres del cantinflerismo de todos los tiempos, y destaca su célebre frase: “La condición óntica del ser humano es ontológica”.

Aunado a lo anterior, Padrón señala que su mayor preocupación se centra en el daño que estos cantinfléricos hacen a los estudiantes y a la academia, ya que al hacer investigación  basada en cantinflerismos, no se producirá conocimiento independiente y soberano, sino un mar de palabras con un mínimo o nulo nivel de profundidad.

Aunado a lo anterior, Padrón afirma que existen otros autores que han venido desenmascarando a los cantinfléricos académicos, tal como lo ha hecho Popper (1984) quien hizo un análisis del discurso de Habermas (un cantinflérico de ese momento) y que mediante el siguiente cuadro demuestra el trasfondo trivial de sus postulados:

Citas de Habermas Traducción hecha por Popper
La totalidad no llega a ninguna vida por sí misma, por encima de los elementos que ella une y de los cuales ella misma compone  

La sociedad consiste en conexiones sociales

 

Ella se produce y reproduce a si misma a través de sus elementos individuales

 

Estas diferentes conexiones de algún modo producen la sociedad.

 

Ya no sigue siendo posible separar esta totalidad de la vida de la cooperación y del antagonismo de sus elementos

 

Entre esas conexiones, se hallan la cooperación y el antagonismo. Y dado que  (como se afirmó antes), la sociedad consiste en esas conexiones la misma no puede ser separada de ellas.

 

Ninguno de sus elementos puede ser concebido simplemente en términos de sus funciones sin una consideración del todo, cuya esencia es inherente al movimiento de cada una de las entidades individuales mismas.

 

 

Por lo contrario es también cierto; ninguna de las conexiones puede concebirse sin las otras.

 

El sistema y la entidad son recíprocos y sólo pueden ser concebidos en su reciprocidad.

 

(repetición de lo anterior)

En atención a lo anterior, Padrón destaca a razón del análisis de Popper a Habermas que el uso de palabras altisonantes de este último es cada vez más desproporcionada.

Otro autor destacado por Padrón es Alan Sokal, quien en su intención de desenmascarar a los cantinfléricos académicos, realizó un artículo basado en inflar el lenguaje, con el uso de muchos trucos y juegos de palabras y este resulta ser aprobado y publicado por una revista de investigación social, esto motivo a Sokal y Brichmont a realizar un libro cuyo tema central son las “Imposturas intelectuales”.

Para Sokal los cantinfléricos son impostores, personas que siendo ignorantes se hacen pasar por grandes sabios, para ganar adeptos, prestigio y especialmente fama.

Este autor aporta algunos rasgos típicos de un impostor intelectual o cantinflérico:

  1. Hablar prolijamente de teorías científicas de las cuales tiene solo una idea vaga. Su táctica es usar terminología científica o pseudocientífica sin preocuparse de su significado.
  2. Incorporar a las ciencias humanas o sociales, nociones propias de las ciencias naturales, sin ningún tipo de justificación empírica.
  3. Exhibir una erudición exagerada con una avalancha de términos técnicos en un contexto en el que resultan absolutamente incongruentes. El objetivo según Sokal e impresionar e intimidar al lector no científico.
  4. Manipular frases sin sentido, se trata de una especie de intoxicación verbal, combinada con una descarada indiferencia por el verdadero significado de las palabras.

Aunado a lo anterior, Padrón (2006) plantea que Popper hace una gran interrogante con respecto al papel de los neodialécticos tales como: Adorno, Marcuse, Habermas y Horkheimer, autores de la famosa escuela de Frankfurt, quienes a su juicio no han aprendido a resolver problemas y aproximarse a la verdad, sino han contribuido en ahogar a los demás seres humanos en un mar de palabras.

Por otra parte, para Padrón, no existe asunto más complicado que confrontar a un cantinflérico, pues estos ante una postura argumentada y lógica, tienden a señalar a quien lo enfrenta académicamente como alguien de pensamiento lineal y en contraste con su pensamiento complejo siempre va a inducir o sugerir que se adopte su tipo de pensamiento “complejo” para que así pueda ser entendido.

Es importante señalar, que Padrón, considera que el pensamiento llamado “complejo”, no es más  que un tipo de pensamiento desordenado que no aporta definiciones, no hace clasificaciones, que no razona y que no argumenta, y esto es parte del enganche que usan los cantinfléricos académicos para posicionarse como grandes pensadores.

Consideraciones de cierre

            Si en la entrega anterior se destacó claramente que todo sujeto cognoscente es capaz de hacer teoría y que como seres humanos estamos dotados del “germen” para construir conocimiento como bien lo señala Padrón, está claro que se debe tener cuidado con la forma en la que usamos este don.

            Evidentemente,  ante la gran capacidad de crear del ser humano todo es posible, sin embargo, más allá de los estilos de pensamientos que cada persona pueda desarrollar, es importante no dejarse llevar por aspiraciones que puedan distorsionar el buen curso de la construcción del conocimiento, especialmente al momento de socializarlo y/o compartirlo, pues de manera muy ligera podríamos como académicos generar réplicas de ideas fatuas, vacías y sin pertinencia, sustentadas solamente en la posibilidad de hacernos pasar por grandes sabios, ya sea por una cuestión de reconocimiento público o incluso por posicionarnos como íconos de una cultura o simplemente por un interés de orden lucrativo.

            Es preocupante, que en la academia y a lo largo de los últimos años se ha colmado de representantes del cantiflerismo y estos se han ido constituyendo en una especie de ídolos y que son constantemente citados y replicados en sus postulados en trabajos de grado y tesis incluso a nivel doctoral.

            Es nuestra labor como docentes, como académicos aun en formación, cuestionar toda fuente, todo autor, escudriñar muy bien sus contenidos y examinar acuciosamente sus postulados ante la posibilidad de asumirlos como parte fundamental de nuestras investigaciones.

            Pues como lo afirma Padrón, ninguna teoría es definitiva y siempre debe ser objeto de revisión y evaluación, el cantinflerismo a mi modo de ver se constituye como una transgresión, una manera aberrada de dañar y un obstáculo para visualizar las reales oportunidades de construir conocimientos válidos para una sociedad necesitada de respuestas y soluciones a los problemas y conflictos que le afectan profundamente.

Referencias

Padrón, J (2006) Notas sobre el cantinflerismo Académico en https://josepadroninfo.ipage.com/cantinflerismoacademico

CAP 1: Cantinflerismos

Parte 1: https://www.youtube.com/watch?v=WvzyRsMVrFs

Parte 2: https://www.youtube.com/watch?v=EDC7HBmhUxg

 

 

¿Qué es “teoría”? José Padrón G. En Chacín, M. y Padrón, J. (1994): Investigación y Docencia. Caracas: USR

“Las teorías científicas no son algo absolutamente extraño a nuestras propias experiencias cotidianas en cuyas estructuras cognitivas encontramos el germen de las mismas estructuras de la ciencia”
José Padrón-Guillén

 

En esta oportunidad comparto una breve disertación sobre el artículo ¿Qué es la teoría? cuya autoría es del Dr. José Padrón-Guillén, investigador venezolano, Doctor en Planificación Educacional, Msc  experto en análisis del discurso, epistemología y filosofía.

En su artículo,  Padrón nos plantea los diversos usos que se le atribuyen al término teoría  y en este sentido hace referencia a algunos autores tales como: J.A. Carter, Morris Cohen, James A. Froude, William Hazle entre otros. Entre algunas de las acepciones dada al término teoría  presentadas por Padrón, se destacan las siguientes:

  • Carter: Una corazonada con credenciales académicas
  • Cohen: Ayudan a que el escenario humano valga la pena
  • Froude: Generalización imperfecta atrapada por una predisposición

Aunado a lo anterior Padrón nos indica que el término teoría, es polisémico, esto puede apreciarse en 3 esferas:

  1. Vida cotidiana: En esta esfera la teoría se aplica a distintas cosas y eventos según la situación.
  2. Científica: Esta esfera plantea que la teoría y su significado varían según ciertas funciones operativas en el proceso de producción del conocimiento.
  3. Epistemológica: La aplicación de la teoría cambia según el enfoque, postura o paradigma del proceso de investigación.

Asimismo, Padrón  indica que el término además de ser polisémico, aplica en la interpretación de datos mentales de diversos orígenes, tales como: datos mentales explicativos del mundo, datos mentales descriptivos, datos mentales regulativos o prescriptivos y juicios contrastables y no contrastable de la realidad.

  • Estos datos y juicios representan las instancias operativas del proceso de producción de conocimiento

Según el autor, el término teoría también es aplicable para designar el conjunto global de logros de un trabajo científico, para un producto científico general, designar hipótesis particulares o universales y  para acreditar un modelo universalmente explicativo con sustento de construcción semiótica.

Adicionalmente hablar de teoría, implica la construcción de esquemas de unificación sistemática que hace referencia a la universalidad, también involucra la definición de un conjunto de medios de representación conceptual y simbólica, cabe destacar, que dichos medios deben ser simples, claros y eficaces.

En este orden de ideas, la teoría implica la construcción de un conjunto de reglas de inferencia que permiten la previsión de los datos de hechos.

De acuerdo con Padrón, cuando se compara a la teoría con la práctica, es común considerarla como un polo alterno a la misma, como una doctrina del pensamiento y a su vez como una representación generalizada verificable de una realidad externa. Desde la epistemología, Padrón afirma que la teoría puede ser observada como una representación abstracta universal explicativa, sistemática, socializada y contrastable (susceptible de crítica y de rechazo).

En atención a lo anterior, veamos como de acuerdo con Padrón podemos observar la teoría desde distintos enfoques epistemológicos:

PRAGMATISMO:

  • Construcción inteligente acerca de la cual solo se puede afirmar su eficiencia o ineficiencia y cuyo valor radica en la utilidad que demuestre frente a los problemas y necesidades de la humanidad.

SOCIOHISTORICISMO Y FENOMENOLOGÍA:

  • En estos enfoques lo importante es la comprensión y no la explicación, ya que la teoría tiene un carácter de crítica social.

INTERACCIONANISMO SIMBÓLICO, ETNOMETODOLOGÍA , I-A-P:

  • Estos enfoques desechan el carácter universal de la teoría para centrarse en la interpretación de las cosas y escenarios postulando una teoría de lo singular.

En cuanto a la teoría y el conocimiento ordinario, Padrón indica que existen dos instancias significativas, cuando nos referimos a la teoría:

  1. Instancia descriptiva, basada en una organización de los datos
  2. Instancias de la construcción de relaciones de interdependencia entre los datos (explicativa).

En cuanto al conocimiento explicativo según el autor, se debe tener claro que toda representación condicional es provisional y tiene un carácter de ensayo, las teorías jamás son definitivas, son evaluables y  examinables.

Es importante señalar,  que este tipo de conocimiento va avanzando progresivamente hacia la construcción de representaciones condicionales que en conjunto permitan hacer un mapeo del mundo en nuestra mente.

Asimismo, este conocimiento tiene un carácter crítico y se apoya en un meta-mecanismo de contrastación que se opone a lo dogmático.

Puntos de contraste y encuentro con otros autores

Lo planteado por Padrón (1994), puede ser contrastado con lo que afirman otros autores al respecto, puedo mencionar lo expresado por Novak (1993), quien aduce que los procesos psicológicos mediante  los que las personas construye nuevos conocimientos son primordialmente los mismos que van a utilizar los científicos de  alguna disciplina que construye un nuevo conocimiento.

Por tanto en ambos planteamientos, se observa la construcción del conocimiento como un proceso complejo de la capacidad humana para crear significados desde su contexto cultural y de los cambios evolutivos en las estructuras para el desarrollo del conocimiento relevante y  pertinente, así como  en los medios de adquisición del mismo.

Desde el punto de vista de Kuhn (1989), los sujetos cognoscentes son científicos intuitivos y comprenden el mundo mediante la construcción y constante revisión de modelos mentales.

En este sentido, a pesar de referirse o sustentarse su planteamiento en lo intuitivo, Kuhn (1989), considera que todo ser humano es capaz de anticipar teorías ya formalizadas, distinguiendo las evidencias válidas de aquellas que no lo son, para lo cual dispone de un tipo de razonamiento muy similar al de un científico profesional.

Por su parte, Nisbeth y Ross (1980) consideran que el sujeto cognoscente es:

  • Un intérprete activo
  • Capaz de resolver ambigüedades
  • Hacer suposiciones
  • Hacer inferencias
  • Plantear asociaciones
  • Establecer relaciones causa-efecto sobre objetos y eventos

Dichas acciones se apoyan según estos autores en un tipo de conocimiento genérico que las personas poseen y que conjuntamente con sus preconcepciones  del mundo, vienen a darle fundamento a las interpretaciones y por ende contribuyen a la creación de su cosmovisión.

En contraste con estos planteamientos los estudios de Piaget (1980) coinciden en que el sujeto cognoscente se caracteriza por su curiosidad y espíritu inquisitivo, desde muy corta edad, los niños comienzan a hacerse teorías intuitivas sobre los fenómenos naturales.

En entrevistas a niños pequeños Piaget (1980),  descubrió que sus conceptos del mundo acerca del movimiento de las nubes, del día y de la noche, de la aparición del sol y de la luna e incluso del concepto de la vida, estaban caracterizados por el animismo, por lo que atribuyen estados intencionales y rasgos humanos a lo inanimado.

En este sentido, los niños pequeños al construir conocimiento recurren a su experiencia y observaciones personales. Es frecuente el calificativo intuitivo de su pensamiento, debido a su razonamiento se basa en experiencias inmediatas.

En este complejo camino en la construcción del conocimiento durante la pubertad y la adolescencia, el niño comienza a adquirir la capacidad de aplicar la lógica a la resolución de problemas en una forma más sistemática y su pensamiento se vuelve más flexible.

Asimismo, el niño logra realizar la abstracción reflexiva y a partir de los 12 años ya razona lógicamente y su pensamiento aplica la lógica proposicional, el razonamiento científico y combinatorio sobre probabilidades y proporciones.

Esto le permite formular hipótesis puede compararlas con los hechos y excluye las que resulten falsas, es a lo que Piaget llama pensamiento hipotético-deductivo.

Ahora bien, otro autor que tiene una perspectiva contrastante con los planteamientos de Padrón (1994), es Vygotsky (1978) quien  considera que el sujeto cognoscente construye su conocimiento, no como un proceso individual sino como fundamentalmente social, en el que las funciones mentales superiores son producto de una actividad mediada por la sociedad.

Vygotsky (1978), plantea también que las funciones cognoscitivas elementales se transforman en actividades de origen superior a través de las interacciones con adultos y compañeros con más conocimiento.

Este autor, considera que el proceso de construcción de conocimiento se produce el proceso de internalización, el cual es consistente en el desarrollo de las representaciones internas de las acciones físicas o de las operaciones mentales que ocurren inicialmente en las interacciones sociales.

A manera de cierre

            La teoría es a fin de cuentas, una tarea espontánea que sin percatarnos conscientemente de ella, todo ser humano la construye, inicialmente de forma intuitiva, lo cual nos permite hacernos una idea de las cosas y eventos que suceden a nuestro alrededor.

En la cotidianidad, teorizamos constantemente sobre las cosas, situaciones y personas, al resolver problemas tenemos la oportunidad de aplicar las distintas instancias para la producción de conocimiento que Padrón (1994) describe, lo cual va conformando el andamiaje para consolidar niveles de pensamiento cada vez más profundos y complejos.

En resumidas cuentas, esta forma de teorizar no se aleja,  sino que se asemeja a la utilizada por los científicos profesionales a la hora de construir teorías y de acuerdo con lo planteado por  Padrón (1994),  considero que el ser humano está dotado de ese “germen” como lo llama el autor para construir conocimiento, para avanzar en nuestro razonamiento y  por ende para construir teorías acerca de las cosas, de la vida, del amor y de la constante búsqueda de respuestas ante incógnitas y enigmas que encierra nuestra compleja existencia.

Referencias

  • José Padrón G. En Chacín, M. y Padrón, J. (1994): ¿Qué es “teoría”? Investigación y Docencia. Caracas: USR
  • Tomas J. y Almenara, J. (2008). Teorías del Desarrollo Cognoscitivo. Universidad Autónoma de Barcelona. España.

 

Doctorado Latinoamericano en Educación: Políticas Públicas y Profesión Docente. Seminario de Investigación La Familia como estructura dinámica, su evolución conceptual

Para poder hablar de la familia como estructura sistémica y dinámica, se hace necesario conocer un poco acerca de Julio Planchart Brun cuya obra “Problemas epistemológicos, tradición, innovación, progreso y estatus ontológico de la estructura”, sirve de base al presente ensayo.

Es importante señalar que Julio Planchart Brun es un profesor venezolano, nacido en el Estado Miranda en 1947, estudió filosofía lógica y metodología en la Universidad Central de Venezuela. Se desempeña como docente en esta misma casa de estudios como jefe de cátedra de epistemología en la Escuela de Economía y Sociales. Es autor de diversas publicaciones en las áreas de filosofía, epistemología y economía.

Este autor en su obra presenta un recorrido por la evolución conceptual de la ciencia, la cual plantea de dos formas: 1) sincrónica: haciendo un corte en el tiempo, tomando en cuenta la estructura lógica de la teoría o grupo de teorías que se encuentran inmersas en un determinado campo de investigación y 2) diacrónica: examinando la evolución y articulación de las teorías en el devenir histórico.

Planchart Brun (2013) se aproxima a la caracterización de la disciplina científica definiéndola a partir de ideas vigentes, con un criterio de unidad, coherencia y continuidad de las relaciones y diferencias existentes entre las ideas y con otras disciplinas.

El autor destaca, a la ciencia normal a partir de lo expuesto por Kuhn, como una investigación basada en una o más elaboraciones científicas que reconocidas por una comunidad científica por cierto tiempo son pueden ser tomadas como fundamento para su práctica posterior.

Planchart Brun plantea la importancia del carácter paradigmático como base d ela investigación y en este sentido considera que el paradigma responde a las realizaciones científicas universalmente reconocidas que durante cierto tiempo proporcionan modelos de problemas y soluciones a una comunidad científica.

En el ámbito educativo, este autor plantea que la educación debe romper paradigmas, crear nuevas reglas, retos y plantearse desafíos para la corrección o prevención de los males que provienen o se vinculan con praxis educativas inadecuadas.

En cuanto a la teoría el autor expresa que esta es una herramienta que se prueba en su utilización y que se juzga su fortaleza a través de los resultados de su aplicación. Para Planchart Brun la teoría permite lograr el aprender a observar, el uso de interrogantes que conduzcan a la interpretación del objeto estudiado y que permita el crecimiento del conocimiento.

El problema epistemológico fundamental para el autor lo constituye el estatus ontológico, el cual se basa en la incertidumbre, porque todo es una aproximación a la verdad.

En cuanto al caos Planchart Brun (2013) refleja que este se encuentra reestructurando el tejido de la comunidad científica, y estudia los objetos a escala humana, el universo que vemos y que tocamos desafía las formas aceptadas del trabajo científico, es una ciencia del proceso más que del estado, rompe las barreras que separan las disciplinas científicas, es una ciencia de la naturaleza global de los sistemas. Desde el caos se plantean problemas que desafían las formas aceptadas del trabajo científico y funciona como un método o una manera de hacer ciencia.

Por último en su obra plantea otro elemento fundamental y es el referido al progreso como una de las unidades culturales fundamentales, lo relaciona con el seguimiento de novedades, influencias revolucionarias y la revolución científica, industrial y política.

En torno a lo mencionado de la importante obra del profesor Planchart Brun aplicado al tema que gira en torno a la familia, se ha tomado como referencia lo que tiene que ver con su evolución conceptual.

La evolución conceptual de la familia ha estado supeditada a las distintas transformaciones que ha experimentado las cuales se instituyen como una de las manifestaciones más importantes del cambio social actual.

En las últimas décadas, el modelo de familia nuclear, ha cedido ante a una creciente diversidad de formas y estilos de vida familiares. A consecuencia de los cambios ocurridos en la formación y disolución de las familias y en la inserción laboral de las mujeres, en la actualidad se considera inviable la existencia de un modelo único de familia.

Aunado al modelo de la familia nuclear “tradicional”, iniciaron a tomar relevancia tanto en cantidad como a nivel social, las familias monoparentales y las familias  “ensambladas”. Asimismo, la inminente desinstitucionalización de la familia trajo consigo que los parentescos familiares “de hecho” se impusieran sobre los vínculos legales.

Es importante señalar que estas transformaciones se inician en Europa y Estados Unidos a mediados de la década del sesenta e inicios de los años setenta, extendiéndose a la gran mayoría de los países occidentales en los últimos años del siglo XX.

De acuerdo, con UNICEF (2003), en América Latina la investigación sobre este tópico es aún incipiente; en parte porque se trata de un tema relativamente nuevo y escasamente priorizado en relación a otros temas de investigación. Salvo limitadas excepciones, la generalidad de los estudios orientados al estudio de las nuevas formas de familia, deben restringirse al análisis de los datos proporcionados por los censos, encuestas de hogares y estadísticas vitales, cuyas limitaciones se hacen cada vez más evidentes a medida que los comportamientos familiares tienden a diversificarse.

La evolución conceptual de familia está relacionada con las nociones que se tienen acerca de este grupo social. Es evidente que lo deseable sería que todos los niños pudieran crecer en familias estables y funcionales formadas por dos padres, no obstante, en la actualidad, esa es una ambición poco realista.

En cuanto a la revisión teórica acerca de la familia se encuentran diversas disciplinas científicas que tratan de explicar la dinámica familiar, asimismo, se plantean diversas metodologías para el abordaje de este grupo social como objeto de estudio.

Es importante señalar que el ser humano vive en familia, nace, crece y se desarrolla bien o mal en un grupo familiar. Aun conservando el término familia, hay que entender que  es un espacio no uniforme sino múltiple.

En cuanto a su estructura dependiendo el tipo de familia que se haya constituido la misma varía así como su propia dinámica y funcionamiento. A pesar de la evolución que a partir del nuevo siglo se ha generado en la noción de familia, se puede afirmar que posee características que le son propias indistintamente a su conformación o estructura a) Grupo humano que integra la familia, Hombre y Mujer para la procreación de los hijos. b) grupo de personas que se están vinculadas por parentescos de consanguinidad y afinidad. c) Jerarquía o autoridad ejercida por los padres. d) Responsabilidad de los padres con respecto a sus hijos.

A partir de su evolución conceptual se pueden deducir los nuevos tipos de familia que han emergido, teniendo en cuenta que con la modernidad el concepto de familia es variable, se va modificando y ajustando en concordancia con los cambios que se presentan en la sociedad, por ende cambia su estructura porque también se modifica el sistema social al que pertenece.

En atención a lo anteriormente señalado, se han considerado los siguientes tipos de familia:

  • De hecho: En un principio la pareja en concubinato, más conocido como unión libre que es aquella unión proveniente entre un hombre y una mujer que no contraen un vínculo matrimonial ante la ley, en la actualidad los hijos nacidos bajo esta forma de agrupación familiar gozan de todos los derechos contemplados en la ley.
  • Familia ensamblada o expandida: Corresponde a una estructura familiar originada en el matrimonio o unión de hecho de una pareja, en la cual uno de sus integrantes tiene hijos provenientes de un casamiento o relación previa. También conocida como familia reconstruida o reestructurada.
  • Familia monoparental: Esta institución familiar se caracteriza por la ausencia de unión de los padres y en la que se establecen relaciones segmentadas entre solo uno de los progenitores y sus hijos. Este tipo de familia replantea el concepto de familia desde la cantidad de individuos que conforman una, en ocasiones es denominada de manera errónea incompleta, debido a que este tipo de familias también están amparadas por las leyes de familia.
  • Familias homoparentales: El homosexualismo es el vínculo de dos personas del mismo sexo, ya sea de hombres o de mujeres. Aunque no se le ha dado un reconocimiento total a este tipo de familia existen varios países que han incluido o reconocido este tipo de unión incluso para optar en procesos de adopción de hijos.

Reflexiones de cierre

            El estudio de la familia ha sido abordado por distintas disciplinas científicas según su interés particular, esto ha permitido que desde la filosofía, la sociología, el derecho, la psicología, la antropología entre otras se hayan conseguido aportes relevantes en la definición o concepto de la familia actual con diferentes grados de alcance e impacto a nivel social, científico, político, jurídico y académico.

La evolución conceptual de  la familia es evidente, y como se presenta en el ensayo predomina el surgimiento de nuevos tipos de familia, algunos de estos hacen una ruptura con la familia tradicional y  con los esquemas tradicionales, aunque no podemos decir que la familia tradicional ha desaparecido, sino que se está conviviendo con esa familia tradicional y con la  familia moderna.

En tormo a esto pueden surgir situaciones de caos, en torno a la familia,  aludiendo a los altos índices de divorcios y uniones consensuales que se corresponden con la primera y a la disminución en cantidad de los hijos, en correspondencia con la segunda. Para algunos especialistas esto está creando una tendencia importante en cuanto al decrecimiento de la fecundidad.

No obstante, y como se afirmó con antelación  la familia tradicional coexiste con la nueva familia, ya que aun de conservan valores culturales, prejuicios y estereotipos que responden a una secular historia de patriarcado, machismo y masculinidad hegemónica, los cuales, por supuesto, obstaculizan el advenimiento de la nueva concepción de la familia moderna.

La Familia Como Hecho Social: Una Visión desde el Pensamiento Durkheiniano

“El que es bueno en familia, es también buen ciudadano” 

Sófocles.

           

Para poder hablar de la familia como hecho social y de algunos otros hechos que se generan de esta institución, se hace necesario conocer un poco acerca de Emile Durkheim, cuya perspectiva teórica, sirve de base al presente ensayo.

Emile Durkheim, nace en Francia en 1858, hijo de una familia judía, a los 18 años ingresa a la Escuela Normal Superior. En 1882 se diploma en la cátedra de filosofía, pasa a ejercer la docencia, en 1887 toma la docencia de una cátedra en la Universidad de Burdeos y en 1902 en la de La Sorbona. Entre 1898 y 1913 fue el editor director de la revista de ciencias sociales: “L´ année sociologique”.

En cuanto a su obra, puede ser descrita en siete puntos básicos:

  1. La solidaridad social: “La División del Trabajo Social” (editada en 1893) fue su primer trabajo importante, en la misma explica la sociedad moderna mediante la división del trabajo y el derecho represivo, desde una postura crítica de la misma estableciendo la relación deseable entre el conocimiento positivo y el juicio normativo.
  2. La consolidación de la sociología como ciencia autónoma: En este aspecto tan relevante en la carrera y trabajo de Durkheim sus obras fundamentales son: “Las Reglas del Método Sociológico” (1895) y “El Suicidio” (1897). En la primera define los principios epistemológicos de una ciencia positiva capaz de abordar al conocimiento concreto de las sociedades humanas, en forma totalmente independiente de las demás ciencias, esto es la sociología como ciencia autónoma y no como una rama más de la filosofía. En el segundo, realiza un estudio sociológico donde demuestra que lo que aparenta ser un hecho individual no es otra cosa que un hecho social, donde se relaciona la dependencia del individuo a factores externos y colectivos como son la religión, la educación y la familia.
  3. Educación y pedagogía: Durkheim en 1911, publica un artículo titulado “Educación” en el cual presenta un resumen de su pensamiento pedagógico. Como docente dictó cursos en su cátedra sobre educación moral, historia de la pedagogía.
  4. Teoría política y derecho: En este aspecto Durkheim parte de la filosofía económica, jurídica y política del siglo XVIII y en base al estudio que hiciera de la obra de Saint Simón, asume una posición crítica en relación con las corrientes socialista y comunista.
  1. La moral: Este fue siempre un tema frecuente en toda su obra y lo canaliza en tres grandes temas: a) concepto de la moral, b) el papel del moralista y c) desarrollo del concepto de una ciencia moral adecuada a sus tiempos.
  2. La filosofía: Evidentemente Durkheim tuvo una formación filosófica, por tanto desde esta perspectiva plantea la sociología con este perfil, sin embargo, desarrolla una teoría sociológica de carácter ontológico en su obra “Las Formas Elementales de la Vida Religiosa” (1912).
  3. La religión: Por su tradición judía y su fe en la religión de la humanidad, se desprende la obra citada anteriormente, su propio concepto y que lo hace fundamental en este tema y que va a radicar en la comprensión de la dimensión religiosa. Vinculándola con lo sagrado pero sin interponer los conceptos de la divinidad y el más allá. Para Durkheim la experiencia religiosa es un fenómeno universal.

Aspectos claves en el pensamiento durkheiniano

Uno de los aspectos fundamentales del pensamiento de Durkheim lo constituyen sin duda alguna los Hechos Sociales.

Lo que distingue a Durkheim, es el hecho de que éste logra desde un punto de vista epistemológico independizar la sociología de otras disciplinas científicas existentes. Es entonces que interpreta la existencia de fenómenos específicamente sociales a los que designa como hechos sociales,  y que se constituyen como unidades de estudio que no pueden ser abordados desde otro método que no sea el sociológico.

Cabe destacar, que Durkheim define a los hechos sociales como: … “modos de actuar, de pensar y de sentir exteriores al individuo, y que poseen un poder de coerción en virtud del cual se imponen”. Asimismo, las características básicas que representan a los hechos sociales son:

  • Exterioridad: Los hechos sociales existen con anterioridad al nacimiento de un individuo en determinada sociedad, por lo tanto son exteriores a él.
  • Coerción: siendo que un individuo es educado conforme a las normas y reglas que rigen la sociedad donde nació, son coercitivos.
  • Colectividad: Por formar parte de la cultura de una sociedad son colectivos (creencias, tendencias, prácticas de grupo)

Otro de los aspectos fundamentales lo constituyen las Corrientes Sociales, Durkheim, los describe fuera de la conciencia individual, tal como se cita a continuación:

Así en una asamblea, los grandes movimientos de entusiasmo, de indignación, de piedad que se producen, no tienen como lugar de origen ninguna conciencia particular. Nos llegan a cada uno de nosotros desde fuera y son susceptibles de arrastrarnos a pesar nuestro. …Si un individuo intenta oponerse a una de esas manifestaciones colectivas, los sentimientos que rechazan se vuelven en su contra.

Durkheim, afirma que estas situaciones suelen ser de carácter emocional, breves, y de acuerdo al método sociológico planteado por este autor, aplicable tanto a los hechos como a las corrientes sociales, los mismos han de ser estudiados como una cosa, es decir como un objeto, de forma objetiva, desprendiéndose de prenociones o prejuicios al abordarlos. Definir el fenómeno por sus características exteriores, Considerarlo aislado de sus manifestaciones individuales y  buscar la causa determinante de un hecho social  entre los hechos sociales antecedentes y no entre los estados de la conciencia individual.

Otro aspecto fundamental para Durkheim es la solidaridad, pues se opone firmemente a la organización de las sociedades arcaicas frente a la moderna y en relación con el espacio productivo que posean para su desarrollo.

Asimismo, plantea que en las sociedades pequeñas y con amplia extensión productiva, la división del trabajo es casi imperceptible, así que indica que estas sociedades por estar constituidas por segmentos sociales iguales les da el carácter de “segmentado” y en ellas existe un principio de “solidaridad mecánica”.

Por otra parte, proporcionalmente en la medida de que la sociedad crece se hace imprescindible diversificar el trabajo para poder atender las necesidades de la colectividad, dicha diversificación estratifica dando origen a una “solidaridad orgánica”.

Una vez abordado el pensamiento y obra de Durkheim, es posible visualizar la familia uno de las instituciones sociales más mencionadas por este autor a lo largo de su trabajo.

La familia ha sido considerada como una entidad o grupo social de suma importancia en el desarrollo de las persona y por ende de las sociedades, sin embargo en el devenir histórico ha atravesado por diferentes transformaciones tanto en su concepción como en su representación, evidenciándose el impacto  de la modernidad en su estructura, conformación y dinámica, tanto en el plano teórico como en las prácticas cotidianas.

Desde el punto de vista de la sociología,  como ciencia postulada por Durkheim para el estudio y comprensión de la realidad social existente, como hecho social la familia constituye una de las problemáticas fundamentales a estudiar con el fin de explicar su funcionamiento y complejidad, su dinámica social y los fenómenos sociales, vinculares, políticos, económicos y de otra índole intervinientes en su evolución y transformación.

La familia es una parte relevante de toda sociedad y desde la misma es posible establecer conexiones entre otras estructuras con un mayor nivel de complejidad, desde un punto de vista científico en todas las épocas y ramas de la ciencia se ha intentado comprender los lazos que unen esta forma de organización de la vida con el resto de la sociedad comprendiéndola de diversas formas en la evolución de la ciencia y la historia misma.

Durkheim permite entender la familia como hecho social,  y lo argumenta mediante sus construcciones conceptuales y su rol desde el punto de vista de la socialización del individuo, y de las formas de interacción que se dan en su interior.

En la actualidad, la sociedad se encuentra ante una gran diversidad de formas de concepción y definiciones de familia, que no sólo tiene que ver con sus transformaciones,  sino con las distintas perspectivas desde las cuales ha sido abordado el grupo familiar.

Tal como lo plantea Durkheim, como hecho social la familia ha generado otros hechos sociales, así es como desde su estudio se pueden conocer otros aspectos que le son inherentes tales como:

  • Las relaciones de ascendencia y descendencia
  • Las formas de herencia
  • Las generaciones y los vínculos sanguíneos como
  • Parentesco
  • Adopción
  • Procreación
  • Derechos sexuales y reproductivos
  • Trabajo doméstico
  • Incorporación de la mujer al campo laboral
  • Maternidad
  • Rol del hombre

Los estudios sociológicos de la familia contemporánea, ponen en evidencia temas cada vez más polémicos y controversiales tales como: la familia y la diversidad sexual, desaparición de las funciones de la familia, la adopción entre parejas del mismo sexo, la maternidad asistida y en ausencia de una pareja masculina por parte de la mujer prescindiendo de la importante figura paterna, son alguno de los ejemplos de hechos que se van desprendiendo de la familia como hecho social preponderante.

Enmarcado en el pensamiento durkheniano, se considera que un estudio actual que involucre a la familia debe contemplar el contexto histórico y su influencia en las construcciones teóricas acerca de la familia, el análisis crítico de los distintos enfoques que desde el punto de vista social han estudiado a la familia, así como los enfoques que prevalecen en su abordaje, estudio y concepción dentro de las políticas públicas.

Acompañado de los aportes de otros autores como Le Play, Durkheim ofrece en su obra constantes reflexiones teóricas acerca de la familia, éste construye un concepto de modelo de sociedad armónica y equilibrada, en función del orden social y fundamentada en una distinción tanto estructural como funcional, a partir de este modelo Durkheim explica las relaciones familiares, en torno a la modernidad.

En torno a lo anterior, se considera que su principal aporte ha consistido en la búsqueda de una explicación social al proceso de estructuración y diferenciación funcional que se desarrolla en el seno de la familia. En su teoría Durkheim permite visualizar un tema fundamental y angular y tiene que ver con la relación hombre-mujer y la aborda de forma complementaria a lo que tiene que ver con la familia.

Asimismo, en sus obras “La división del trabajo social” presenta un análisis de la familia como una entidad con esencia propia y armónica y en “El suicidio”, el autor introduce un análisis muy interesante de la familia como un ejemplo histórico de representación de un medio social que va a ser determinante en las variaciones en el suicidio como una expresión de malestar social.

Es importante señalar, que para Durkheim La familia, es la institución social más importante de la sociedad en su estado de solidaridad mecánica puesto que en la misma se elaboran la moral y el derecho doméstico con una función productiva propia.

En cuanto al término referido a la solidaridad, Durkheim introduce el concepto de solidaridad conyugal, con el objetivo de ejemplificar la validez de este principio en el plano de las relaciones entre hombre y mujeres quienes se complementan entre sí. Asimismo, considera el autor que en la sociedad moderna el trabajo doméstico lo realiza la mujer mientras que el hombre se dedica a las labores públicas e intelectuales, evidentemente este argumento se ha ido modificando con el tiempo.

No obstante, aun en esta dimensión de acción, la mujer aporta su propia naturaleza, y su papel sigue siendo muy especial, muy diferente del papel del hombre. Asimismo, Durkheim le da una gran relevancia al matrimonio en la sociedad, específicamente por las funciones que tiene como fuerza cohesión social y elemento estructural de la familia.

Algunas consideraciones de cierre

Las distintas concepciones sociológicas acerca de la familia especialmente la brindada por Emile Durkheim, brindan un punto de partida interesante para su abordaje como hecho social, como objeto de estudio, resaltando sus elementos estructurantes, su dinámica y transformación en relación con la sociedad en la cual se encuentra inserta.

El pensamiento durkheniano permite también la posibilidad de observar científicamente a la familia y abordar su realidad social tomando en consideración, aspectos como la relación de pareja, el matrimonio el rol femenino y masculino, su importancia dentro de la sociedad y sus contribuciones en la formación de los ciudadanos específicamente por su gran fuerza de cohesión social y como agente socializador.

Como una institución histórica la familia es continuamente analizada, y dentro de las políticas públicas del Estado debe producirse una continua revisión de sus cambios, de su dinámica y su funcionamiento, entendiéndola como el reflejo más fidedigno de la sociedad que gobierna y por ende las debilidades en la concepción real de la misma,  aislando esta de toda noción preconcebida y tratándola como una hecho social, puede permitir que la agenda pública tienda más a acertar en la atención de sus necesidades reales y en la consolidación de una mejor sociedad a futuro.

Reglas del método sociológico de Émile Durkheim

 

 

Las transformaciones epocales en la familia Latinoamericana: Una mirada desde la fenomenología de Heidegger

“Esta época que podríamos llamar de “transición” plantea un malestar diferente a otras: vacío existencial, exclusión social, incertidumbre, pérdida masiva de certezas, desesperanza, tristeza, apatía, búsqueda de identidad y culto de sí mismo, sería las formas más frecuentes que adopta el sufrimiento psíquico”
Roudinesco

 Martín Heidegger (Messkirch, Alemania, 26 de septiembre de 1889 – Friburgo de Brisgovia, 26 de mayo de 1976) eminente filósofo del siglo XX   y  de gran influencia en cuanto a los movimientos de la fenomenología y el existencialismo.

En su obra Ser y Tiempo (1927) una de sus mayores obras y una de las más discutidas, Heidegger nos muestra su interés central “el hombre”, la existencia del ser humano, el significado de la vida y el mundo alrededor del ser.

En este orden de ideas, Heidegger parte de una fenomenología entendida como ontología desde la perspectiva kantiana y siendo puente entre los postulados de Platón y Aristóteles.

Desde la perspectiva de otros autores, Husserl definió fenomenología como una ciencia, un nexo de disciplinas científicas y a su vez como un método específicamente filosófico, que no se encuentra cerrada, sino que se despliega a sí misma al hacer fenomenología.

Uno de los elementos que se destacan en la perspectiva de Heidegger es el tiempo, la temporalidad para éste engloba lo principal del fenómeno; el tiempo es el modo de ser de la facticidad.  En este sentido,  tanto Husserl como Heidegger coinciden con algunas variaciones en lo siguiente:

  1. El tiempo es el modo de ser de la conciencia;
  2. El tiempo es el modo de ser del Dasein;
  3. El tiempo es el modo de ser del Mismo y el Otro.

El tiempo ha sido pensado a lo largo de la historia de la filosofía y comúnmente se entiende como lo pasajero, lo imperfecto, lo fugaz. Para Heidegger, en relación con la temporalidad plantea tres cosas que habitan o coexisten en el alma

  1. El presente de cosas pasadas (la memoria)
  2. El presente de cosas presentes (visión) y
  3. El presente de cosas futuras (expectación)

Basado en la fenomenología surgida a principios del siglo XX,  Heidegger abre una vía para develar los supuestos de esta interpretación del tiempo., por tanto la preeminencia del presente entendido como lo que es ahora, condujo, a comprender el ente primordialmente como mera presencia o estar-ahí (Vorhandensein).

Al entender al ente como algo que está-ahí y presuponer que todos los modos de ser deben cumplir este requisito (ser o estar presentes) el pensamiento occidental tratará de hacer encuadrar a todos los demás modos de ser bajo este parámetro de la presencia, del estar-ahí como algo completo y acabado, empleando para ello grandes esfuerzos intelectuales.

Ciertamente, la fenomenología nos muestra el tiempo como algo de carácter fáctico y concreto, que en su devenir se va constituyendo a sí mismo y que es algo inacabado. Dentro de esta perspectiva de la temporalidad según Heidegger se producen las transformaciones epocales, donde la verdad es histórica y real y a la vez es un despliegue de la plenitud de transformación del ser pero no existe un determinismo en ello.

En este orden de ideas el ser se da en una interpretación de cada momento cultural desde los límites de la tradición que lo posibilita. En el caso de la familia a través de sus miembros que representan el DASEIN, no se pretende antropomorfizar, sus transformaciones ni prejuiciarla como buena o mala, correcta o incorrecta en sus formas de desarrollo. Aun cuando tampoco se pretende idealizar a la familia, sino mostrar aquello que queda oculto o yuxtapuesto ante otros elementos, ya que para Heidegger el ser puede quedar encubierto hasta tal punto que llegue a ser olvidado.

Por tanto, desde la fenomenología planteada por Heidegger, la familia puede ser interpretada en sus transformaciones epocales desde el DASEIN de sus miembros los cuales nos brindan el hilo conductor hacia el punto en el que surgen o emergen sus cambios.

La familia, como cualquier otro grupo social, ha venido experimentando transformaciones epocales. En la actualidad, y como miembros también de una familia cada uno de nosotros con seguridad ha sufrido, discutido, percibido y analizado estos cambios, los cuales se han dado paulatinamente pues no emergieron de un día para el otro, sino que son el resultado de un proceso.

En la familia, como es bien sabido se trasmiten socialmente valores que se convierten en exigencias imperativas a manera de ideales cabe destacar todas estas provienen del ámbito social y que van a ir modificando la funcionalidad, la dinámica e incluso la estructura del grupo familiar.

En medio de estas transformaciones en la familia, podemos afirmar que nos encontramos en medio de modos de relación totalmente inéditos Al respecto Lewkowicz plantea que:

No pienso que sean “formas fenoménicamente nuevas”, es decir, en apariencia, en el ropaje, como nueva combinatoria de invariantes ya existentes. Es algo “radicalmente nuevo”, como en la línea del acontecimiento, si bien el campo de inscripción es la situación previa, que se da a través de situaciones y configuraciones ya existentes. Pero lo radicalmente nuevo no se reduce a los términos de la situación previa.

 

En atención a lo anterior, podemos analizar un poco parte de las transformaciones que viven tanto la mujer como el hombre piezas fundamentales de la familia.

  • Espacios alcanzados y ocupados por la mujer. La primera de las transformaciones es una que se considera esencial para la vida familiar, se refiere al cambio que ha experimentado la mujer en el mundo social y que se ha venido profundizando en las últimas cinco décadas. La mujer ha conquistado por así decirlo, cada vez más espacios (en lo laboral, cultural, científico) a los cuales no tenía acceso anteriormente y que de alguna forma han venido modificando lo que tradicionalmente estimábamos como  “lo femenino” y” lo masculino”. Esto ha traído como consecuencia algo particular y es que cada vez se observan menos elementos propios de un género en particular: en la actualidad la distribución tiene una tendencia  más igualitaria en cuanto al desempeño de los roles, los bienes (materiales, simbólicos, eróticos), y el poder.
  • En cuanto a la fecundidad: Lo anterior ha venido matizando otras marcadas transformaciones una de ellas de gran relevancia para la vida familiar: la maternidad: la cual en la actualidad ha dejado de verse como el centro en el proyecto de vida para la mujer e incluso del hombre en cuanto a la paternidad, hasta la postergación de los tiempos, avalado por la tecnología biológica.se rompe la ecuación Ser mujer = ser madre.
  • Independencia y autonomía: Entonces se observa una mayor participación en el nivel educativo, en síntesis, con una progresiva salida de la subordinación subjetiva en que la mujer fue constreñida durante mucho tiempo.
  • Con respecto a la sexualidad: Otra de las transformaciones que afectan determinantemente la dinámica familiar, se refiere a la aparición de la llamada diversidad de sexualidades y posibilidades de elección y simultáneamente el colapso de las tradiciones y certidumbres morales de la sociedad con respecto a la sexualidad no puede dejar incólume a la pareja sexual adulta, planteándose nuevas formas de relación y haciendo de las mismas un terreno de experimentación, de exploración de lo erótico por encima de los intereses de conformar una familia.
  • Según algunos sociólogos como Beck este momento histórico de la sociedad se describe como una época  “caos normal” o “incertidumbre permanente”, donde la el grupo familiar coexiste con un ir y venir entre diferentes parejas familiares temporales y/o formas de convivencia no familiares.
  • En cuanto al matrimonio: Estas transformaciones traen a colación distintas bifurcaciones: ¿hay que casarse o convivir?, ¿hay que tener y criar un hijo dentro o fuera del seno de la familia?, ¿en el caso de la mujer debe tener el hijo antes o después de la carrera o en medio?.

Al exponer algunas de las transformaciones epocales de la familia a partir de la pareja (hombre y mujer) piezas fundamentales de la misma, se nos plantea la necesidad de emprender un estudio historiológico para su comprensión ontológica y la posible interpretación del ser, a partir de las distintas bifurcaciones que hoy en día la matizan con el fin de lograr comprender la estructura de su existencialidad.

 

Referencias consultadas:

Beck, U.-Beck-Gernsheim, E. “El normal caos del amor” Paidós.1998.

Heidegger, Ser y tiempo, traducción de: Jorge Eduardo Rivera, Madrid: Editorial Trotta, 2009.

Husserl, Investigaciones lógicas Vol. 1, traducción de: José Gaos, México: Fondo de Cultura Económica, 2002.

Lewcowiz, I. “La irrupción del acontecimiento” Seminario en A.A.P.P.G.1997

Roudinesco, E. “La familia en desorden” F.C.E. 2003.